SAMSUNG Y SUS AVESTRUCES VUELAN, ¿Y TÚ?

Seguramente habéis visto el nuevo anuncio de Samsung que muestra las bondades de la realidad virtual mediante las nuevas gafas GearVR y os ha provocado ternura, una sonrisa o un deseo de conseguir un objetivo.

Samsung y sus avestruces saben que para eso sirven las buenas campañas, no solamente para vender sino despertar una emoción.

Si no lo has visto, párate 1 minuto y después continúa leyendo.

Las avestruces no vuelan, ¿o sí?

La idea no es del todo nueva. El deseo de volar ha perseguido a los hombres desde que el mundo es mundo y ya el polímota florentino Leonardo da Vinci con sus prototipos de Máquina Voladora realizó avances en el S.XV. Sin embargo la idea no es exactamente esa, sino que trasciende a las metas que nos ponemos y la capacidad que tenemos de conseguirlas.

Richard Bach publicó en 1970 la fábula en forma de novela Juan Salvador Gaviota (Jonathan Livingston Seagull en su título original) para narrar la historia de una gaviota y su aprendizaje sobre la vida y el volar. Una brillante reflexión sobre el camino personal de superación. 

Creer en uno mismo, confiar y tener un espíritu emprendedor nos hacen tan libres como a Juan Salvador Gaviota o a nuestra avestruz. Ambas comparten los mismos valores pero la segunda recibe la ayuda de la tecnología. Un impulso para lograrlo.

Todos tenemos cualidades, capacidades y somos buenos en algo pero lo que debemos es explorarlas y no quedarnos en la zona de confort. Probar cosas nuevas, equivocarnos, caernos y volver a levantarnos forma parte del proceso. La vida es un ensayo. 

Fijarnos en los demás, en los compañeros, en las otras “gaviotas” nos ayuda a mejorar pero para ello debemos arriesgar y ser valientes. Analizar en qué punto estamos, donde queremos llegar y qué necesitamos para conseguirlo. 

Si una marca y su promesa inspira, es creativa y proyecta unos valores que comparto, me genera confianza y ganas de conversar con ella.

Samsung ha roto los marcos de la pantalla con su tecnología avanzada en la presentación del modelo Samsung Galaxy S8. ¿Qué “marcos” estás rompiendo tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to friend